Ejercicios

El Lenguaje Positivo

Posted on Actualizado enn

Pere Bosch-LIFE COACHING CON OPTIMISMO

El Lenguaje Positivo:

En las sesiones que realizo con mis clientes una parte muy importante es hacer incidencia en el lenguaje que utilizamos al describir lo que nos pasa, eso determinara en gran medida la percepción que tengamos de lo que nos sucede y por tanto nuestro estado de ánimo, nuestro estado emocional y de conducta. Lo que decimos y cómo lo decimos refleja la vida que llevamos. Un lenguaje pobre y mediocre suele ser reflejo de una vida pobre y mediocre.
Cambiar el lenguaje marca la diferencia en la manera de percibir el mundo y según se percibe así se actúa. Quizás, y sólo quizás, si nuestro lenguaje se vuelve más positivo, rico y espectacular, nuestra vida pueda ir tomando algo de todo esto e irse transformando. Hay que cambiar nuestra manera de describir lo que nos pasa, hay que describirlo de una manera racional y con palabras nada catastróficas. Sacar y eliminar de nuestro lenguaje palabras como: Horrible, siempre, terrible, fatal, me siento desgraciada /o…

Recuerda: Las palabras cambian toda la percepción … el lenguaje estructura los pensamiento, y el pensamiento es vital ya que nos guía.


Veamos algunas posibilidades de cambiar nuestra comunicación a un Lenguaje más Positivo:
• Ante las generalizaciones (siempre se enfada …, a todo el mundo le duele …, a nadie le gusta …), podemos ser más específicos: ahora se enfada …; Me duele …; A mí no me gusta …

• Ante el victimismo (Es que …; Ellos no cambian …; Tengo mala suerte …; “Fulanito” me quiere mal …; Me hacen la vida imposible …) Usamos la responsabilidad: Yo haré .. .; Yo creo mi propia suerte …; Voy a ser pro-activo …; Yo soy el responsable de mi vida y mi situación ….

• Ante la falta de compromiso (Debería …; No puedo …; Veré si soy capaz …; Me gustaría …; Debería …) Usamos el compromiso responsable: Voy a hacerlo. ..; Estoy dispuesto a trabajar por …; Soy capaz …; He decidido …; Me comprometo con …

• Ante la pobreza de vocabulario (Estoy bien …; Bien, bien …; No me puedo quejar …; No me mal …) utilizamos un vocabulario rico y positivo: Estoy muy bien … ; Me siento fenomenal …; Fue fabuloso …; Estoy muy bien, fantástico …; Me siento espectacular …; Estoy emocionada, apasionada.

Ante el lenguaje dramático (Me siento deprimido …; Tengo una angustia tremenda …; Estoy indignadísimos!; Soy cobarde, débil …; Estoy hundido …; Tengo un problema …; Qué desastre .. .!) Usamos el positivismo: Me siento un poco desanimado …; Me siento un poco inquieta …; Estoy molesto …; Me he comportado de manera poco valiente …; Me siento un poco baja …; Tengo un desafío …; Qué contrariedad!.

Nuestro lenguaje del día a día nos define como personas, indica nuestras actitudes y el cómo afrontamos las circunstancias de la vida.

El lenguaje que utilizamos es un espejo de nuestra visión y nuestra identidad. Por eso mismo, los podemos utilizar para mejorar nuestra vida y nuestras relaciones. El uso continuado y sistemático de un Lenguaje Positivo y potenciador puede conseguir unos resultados sorprendentes.
Podemos ir dejando de utilizar palabras como: excusa, problema, desastre, conformismo, lo mismo, tirando, como siempre, acabado, agobiado, triste, furioso, desesperada, etc …
Palabras que podemos ir incorporando o usando con más frecuencia: equilibrio, desafío, reto, oportunidad, responsabilidad, compromiso, crecimiento, aprendizaje, acción, atención, empatía, control, paz, relajado, animada, tranquilo, agradecido, sere …

Finalmente, el Lenguaje Positivo va unido a actitudes, tales como: deseo sincero de mejorar, de crecer, de asumir responsabilidad en nuestra vida, de cambiar. Cambiar el lenguaje marca la diferencia en la manera de percibir el mundo y según se percibe así actúa.
Tienes la misma probabilidad para hablar en positivo que en negativo. Elegir una u otra está en tus manos

Date a ti las Gracias por dedicar un tiempo, todo lo que haces por ti multiplica tu calidad de vida.
Invierte tiempo en ti!

Pere Bosch – Coach Emocional y de Vida

EJERCICIO:
Escoge 5 o más palabras positivas para describirte a ti mismo/a:
1-
2-
3-
4-
5-
6-
7-
8-
9-
Escribe tu nombre en vertical y con tus iniciales construye una palabra positiva que te describa:
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_