RECURSOS

Un nuevo año, y tres objetivos.

Posted on Actualizado enn

Sunset chaser.jpgEn pocos días dejaremos atrás el presente año, y al finalizar el año todos solemos hacer balance de lo bueno y lo malo que nos ha sucedido. Y al comenzar uno nuevo, hacemos planes de cómo afrontarlo, nos planteamos nuevos propósitos y retos, que difícilmente solemos cumplir.

Tenemos grandes deseos para conseguir y siempre estamos luchando por tener y ser mejores y muchas veces en el camino, vamos dejando fuera aquellos pequeños detalles que, igualmente, nos hacen felices pero que no solemos darles importancia, hay que resaltarlos y agradecerlos, y desear que el año que viene seamos más conscientes.

Para todo el mundo, seguro que ha sido un año lleno de experiencias vividas, un año con nuevos conocimientos, un año lleno de nuevos y viejos amigos, de perdidas algunas más dolorosas que otras y que iremos asumiendo cada uno a su ritmo, pero también habrá sido un año de reencuentros y nuevos descubrimientos. Y es que nada se detiene, termina un año, y comienza uno nuevo. La vida es un ciclo sin fin que no nos da tregua, y vamos pasando del viejo al nuevo, del pasado al futuro casi sin darnos cuenta. Lo importante es percibir que tenemos la capacidad de interpretar la realidad de la manera que mejor nos parezca, no hay hechos buenos ni malos, cada persona le da esa calidad, todo tiene luz y sombras, nada de los que nos pasa es bueno o malo en sí mismo, abrir paso a la flexibilidad es uno de los componentes de la felicidad.

Os propongo un ejercicio para despedir el año y afrontar el nuevo.

La llamaremos: los tres objetivos estrellas.

• Elige tres objetivos, no sueños o deseos. La diferencia fundamental es que un objetivo depende de lo que hagas para conseguirlo, mientras que un deseo o sueño es una expresión simplemente de algo que te gustaría que te pasara en lo que no tienes que hacer nada necesariamente.

• Así pues, piensa en 3 objetivos que te gustaría alcanzar en este nuevo año que entra, a partir de tu esfuerzo y tu dedicación. Pueden pertenecer a diferentes áreas de tu vida. (Laboral, de pareja, de salud …)

• Ahora escribe en un papel, pero en tiempo presente, como si ya los hubieras conseguido. Por ejemplo: “he dejado de fumar. Me siento más libre”.

• Una vez entrado el año nuevo, intenta buscar unos minutos, (puede ser poco después o al día siguiente) tómate esos minutos para visualizar, imagínate consiguiéndolo y cómo te sientes, qué visión tienes de ti mismo, que te dicen los demás de tu éxito, que te dices a ti mismo, que sensación tienes de bienestar … Este ejercicio de visualización puede acompañarte y ayudarte a lo largo del año para conseguir tus objetivos.

Pues bien, como he dicho, en unos días atravesaremos una nueva frontera, la de un nuevo año, momento de enunciar nuevos compromisos, nuevas metas, tal vez de recuperar planes que no hemos sido capaces de cumplir en el año que ahora termina. Pero también tenemos que cerrar la puerta a este año que se va, hay que agradecerle los aprendizajes que nos ha dado, y dejar atrás todo lo negativo que nos ha traído, perdonar los dolores que nos causaron y los que también hemos causado.

Y aunque los hechos negativos sean los que predomine en nuestra mente, seguro que también podemos despedir el año con una sonrisa, porque siempre hay algo por lo que sonreír. Seguro que eres capaz de encontrarlo!

Feliz 2017!

Pere Bosch -Psicocoach.

Recopilación de 60 consejos

Posted on Actualizado enn

650_1200Me gustaría compartir 60 consejos de Roben Sharma, el autor de el libro “El monje que vendió su ferrari” que quizás conocéis puesto que es un escritor súper ventas y del que seguro conoces alguna cosa, si no es así te recomiendo buscar algo de el.

Me parece interesante rescatar  esto. Y compartirlo.

La vida pasa …. y por eso … VIVE INTENSAMENTE y apuesta por ti, por tu mejor YO, lee y quizás algunos de estos estos 60 puntos los puedes aplicar a tu vida para que te sientas mejor:

1.Haz ejercicio a diario

2.Di “gracias” más a menudo

3.Di “por favor” más a menudo

4.Da más de lo que recibes (este uno de los secretos de la felicidad)

5.Espera lo mejor y prepárate para lo peor

6.Rodéate de gente positiva y honesta

7.Lee la “Autobiografía de Benjamin Franklin“

8.Planifica cada semana en el calendario

9.Escribe tus 5 prioridades en la vida

10.Di NO a las distracciones

11.Bebe mucha agua

12.Come menos

13.Mejora en tú trabajo cada día

14.Cree en tus sueños (incluso cuando otros se rían de ellos)

15.No tengas miedo al fracaso y asume riesgos inteligentes cuando tengas la oportunidad

16.Madruga cada día

17.Deja todo lo que tocas mejor de cómo lo encontraste

18.Sé un héroe para alguien

19.Sonríe a los desconocidos

20.Lee “El Alquimista“

21.No te conformes cono nada menos que la excelencia

22.Saborea los placeres más sencillos de la vida

23.Ahorra el 10% de tus ganancias cada mes

24.Invierte tiempo al visitar galerías de arte

25.Pasea entre los árboles

26.Escribe cartas/correos de agradecimiento a aquellos que te han ayudado

27.Perdona a los que te han hecho daño

28.Recuerda que el liderazgo no tiene que ver cono tú posición, sino cono tú capacidad de influir en los demás

29.Crea momentos inolvidables con aquellos a los que amas

30.Ten 5 grandes amigos

31.Soluciona problemas en lugar de crear conflictos

32.Desenchufa tú TV

33.Recuerda que cuanto más te acerques a tus límites, más se expandirán tu mundo

34.Lee a diario

35.Mira todo lo que te ocurra como una oportunidad para mejorar

36.Siéntete contento con lo que tienes

37.Recuerda que los negocios se basan en las relacionas y en las conexiones humanas

38.Sé auténtico

39.Sé apasionado

40.Nunca pierdas un momento para celebrar otro

41.Ten una visión de lo que debería ser tú vida

42.Conoce tus fortalezas

43.Ten curiosidad con el aprendizaje y el autodesarrollo

44.Sé paciente

45.NO te rindas

46.Ordena tus cosas

47.Utiliza un lenguaje impecable

48.Viaja mucho

49.Lee “Como un hombre piensa, asi se su vida”

50.Respeta a tus padres

51.Esfuérzate en hacer un gran trabajo, independientemente de que alguien lo vaya a notar o no

52.Sé un grande compañero de equipo

53.Descansa cuando lo necesites

54.Pasa tiempo en las

montañas

55.Conoce tus 5 grandes valores y mantente siempre fiel a ellos

56.Deja de estar ocupado y pasa a conseguir resultados

57.Ríe más a menudo

58.Habla menos. Escucha más

59.Anima a los demás siempre que tengas la oportunidad

60.Haz que tú vida importe.

Q te parece? No te van a costar nada y pueden cambiarte, ayudarte a sentirte bien, quizás tan solo en una pequeña parcela, pero las cosas pequeñas son a menudo las más significativas

Puedes coger 1 ó 2 puntos cada semana y practicarlos.

Suerte!

Pere Bosch-Coach de Vida

El destino… o no.

Vídeo Posted on Actualizado enn

Hay quien prefiere atribuir al destino todo aquello que le ocurre, en lugar de afrontarlo. De tomar el control.
Y es cierto que hay muchas posibilidades de que algo en concreto ocurra de una manera y no de otra. Puede deberse y o atribuirse, a la suerte, a la casualidad, al destino, y algunos diran que es el karma. Ahora bien, queda claro que la forma en que nosotros mismos vivamos  y atendamos nuestra realidad, determinará que algo concreto haga acto de presencia o no.

Tanto si crees en un destino ya marcado o si enfocas la vida entendiendo que cada uno construye su destino en el día a día, seguro de que este original corto no te va a dejar indiferente.

Publicado por Pere Bosch desde WordPress

Como percibes el mundo a si te sientes.

Posted on Actualizado enn

creencias1La manera en como percibimos la realidad. el mundo, a nosotros mismos y nuestra forma de relacionarnos con las cosas que nos suceden, influye directamente en como nos sentimos ante las diferentes situaciones que nos ocurren durante  la vida. Esa forma de percibir la “realidad” está influida por los esquemas cognitivos y las creencias que tenemos cada uno de nosotros.

Los esquemas mentales y las creencias se forman día a día con las experiencias que vamos viviendo, muchos de los pensamientos que tenemos están determinados por nuestras creencias, las cuales se construyen a lo largo de nuestra vida, basadas en las experiencias, los valores, la cultura, las tradiciones,…la influencia de esas experiencias y por las cosas que nos cuentan y la importancia que damos a quien lo cuenta. Las creencias giran en torno a nosotros mismos, a los demás y a cómo ha de ser el mundo que nos rodea.  Estas creencias pueden permanecer en el tiempo si no somos capaces de cambiarlas y a pesar de que puede resultar complicado hacerlo, también es cierto que se pueden modifica y con ello mejorar nuestra vida.

Llegados a este punto diríamos que existen dos tipos de creencias:             las creencias “racionales”- fundamentadas en la lógica razonable, pensamiento lógico, acertado, realista, que aumenta la auto-estima. y que generan sentimientos positivos- y las creencias “irracionales” -basadas en lo ilógico, quiere decir pensamiento catastrófico, absolutista, no-acertado, auto-derrotista e irrealista. Es cualquier pensamiento, emoción o conducta que lleva a consecuencias autodestructivas que interfieren en forma significativa con la supervivencia y felicidad del individuo  y que generan malestar en las personas- son las causantes de nuestro sufrimiento.

El Psicólogo Albert Ellis, uno de los más influyentes del siglo pasado, postulaba que: “No son las situaciones las que nos hacen experimentar ciertas emociones si no la forma en la que percibimos esas situaciones”. Pero ¡atención! eso mismismo ya lo hacia notar el filosofo Epicteto, hace nada menos que unos 2.000 años aprox. (Que poco hemos evolucionado). Epicteto decía: “No son los eventos que suceden los que perturban a los humanos, sino la opinión o interpretación que se hace de ellos”. 

Por tanto si somos capaces de identificar nuestro mapa mental -aquellas historias que llevamos cargadas en la mente y que arrastramos con nosotros acerca de cada aspecto del mundo- seremos capaces de generar un estado emocional menos negativo, más racional y “real”.

Ellis afirmaba que si las personas lograran una sana filosofía de vida seria extraño que pudieran sentirse emocionalmente perturbadas. Ellis que reconocía el papel que juegan las emociones, puso, sin embargo, un mayor interés  en los pensamientos y en como estos afectan a lo que hacemos y a lo que sentimos. Según Ellis, las emociones, el pensamiento y nuestros hábitos de vida (conducta) se influyen mutuamente volviéndose coherentes para las persona. Es decir, si por educación hemos adquirido ciertos hábitos (conductas), lo habitual es que pensemos sobre ellos que son adecuados (pensamientos) y nos sintamos bien (o no nos sintamos mal) llevándolos a cabo (emociones).

abc

En el esquema anterior  se puede ver claramente  la teoría de que las experiencias o eventos activadores” en ( A) no hacen que tengamos unas experiencias o consecuencias emocionales en (C) y tampoco llevan a unas determinadas actuaciones o consecuencias conductuales. Más bien uno mismo es el factor o elemento principal que produce las propias consecuencias en (C), al creer firmemente ciertas cosas en (B), que es nuestro propio sistema de creencias naturalmente predispuestas, aprendidas culturalmente, fruto de las experiencias propias o ajenas, etc.

Pongamos un ejemplo: Imaginemos que de niño alguien ha estado habituado a escuchar de su entorno cercano el echar la culpa de todo lo que ocurre a elementos externos (conducta) a medida que crece es probable que piense que eso es algo que es así (pensamiento) y por tanto actuara de la misma manera de adulto y es probable que eso le produzca efectos negativos emocionalmente (emoción).

Dado pues, que están ligados los pensamientos, emociones y conducta, Ellis propone modificar los pensamientos, y en consecuencias estos ya provocaran cambios en los otros componentes. Para ello identifico las llamadas ideas irracionales más frecuentes, en concreto identifico y trabajo con 11 creencias irracionales. En un próximo post las identificaremos y intentaremos desarrollar para cada una preguntas que nos ayudaran a reflexionar y obtener alternativas racionales para desmontar dichas crencias irracionales y potenciar alternativas racionales..

Mientras tanto pregúntate si eso que crees y que piensas te ayuda o te limita.

Hasta pronto!

Pere Bosch -Psicocoach.

Posted on Actualizado enn

Un ejercicio que puede ayudarte a cambiar tu forma de afrontar las situaciones y crear nuevos hábitos más saludables.blog

Este es un ejercicio para hacer en una relación de coaching – Ayudar al cliente a crear un marco sano y útil en sus vidas y apoyar el proceso de coaching.
Necesitaras para este
 este ejercicio papel y bolígrafo o  lápiz para escribir las preguntas y/o las respuestas,

Fase 1:  Conseguir el contexto para estos nuevos hábitos diarios

1) Una lista de las tres prioridades – en la vida – en este momento:

1. ___________________

2. ___________________

3. ___________________

2) Una lista de tus tres mayores factores de estrés que querrías disminuir – en la vida – en este momento:

1. ___________________

2. ___________________

3. ___________________

Fase 2: Buscar cinco (o más) hábitos que podrías introducir para reducir tu estres.

3a) ¿Qué hábitos diarios – acciones diarias específicas – podrías introducir?

Hay que escribir cinco o más hábitos diarios que harias para disminuir tu estrés. Pueden incluir acciones tanto en el hogar, trabajo o la vida personal.
Estos hábitos deben ser específicos y medibles para que sepamos exactamente qué hacer, y tengamos la constatación clara de cuando se ha completado la actividad.

A veces es difícil saber lo que se quiere decir con “habitos específicos y medibles”, así que dare algunos ejemplos de hábitos de apoyo específicos y medibles, por ejemplo:

– Tener 15 minutos de silencio o de tiempo a solas cada día. (Medible:15minutos,cada dia. Especifico:a solas)

– Atender todos los días a mi pareja / esposo (cinco minutos, escuhandola)

– Escribir todas las notas y que hacer, en un solo lugar

– Levantarme a las…. am/ y acostarme antes de las… pm. Todos los días

– Tomar 10 minutos a media mañana y por la tarde para recapitular donde estoy.

– Beber seis vasos de agua al día

– Comer todos juntos una vez al día.

3) Para cada hábito que hemos identificado y escrito, preguntarse y escribir que beneficio tiene.

Habito: ___________________ + Beneficio

2. ___________________ + Beneficio

3. ___________________ + Beneficio

4. ___________________ + Beneficio

5. ___________________ + Beneficio

Fase 3: Compromiso y recapitulación.

4) Ahora elegir tres hábitos que se comprometerán a:

Voy a empezar ___________________ mañana

Voy a empezar ___________________ semana próxima

Voy a empezar ___________________ próximo mes

5) Para concluir pregúntate y escribe “¿Que necesitas para implementar estos hábitos?”

RECUERDA : Se necesita tiempo y práctica para incorporar nuevos hábitos. Comienzan con acciones simples y poco a poco, como lo hacemos regularmente, se convierten en hábitos. Se necesita entre 21-30 días para incorporar un nuevo hábito – y se tarda unos meses para consolidar un hábito. Así que te diría, que a seas amable contigo mismo en los días que no recuerdes llevar a cabo la ación. Que eso no te haga detener tu proposito y continúa haciendolo el próximo día.

Pere Bosch-Coach de Vida

Un cuento inspirador.

Posted on Actualizado enn

Os acerco un conocido cuento japonés inspirador, y para reflexionar.

-Dos monjes budistas iban viajando juntos y tenían que atravesar un río caudaloso, en la orilla estaba una mujer que les pidió por favor que la ayudarán a cruzar, puesto que ella no podía hacerlo por sí sola.

Uno de los monjes, obedeciendo las reglas de su orden que prohibía a los monjes hablar o tocar a cualquier mujer, la ignoró y atravesó el río.

El otro monje se compadeció de la mujer, la cargó en brazos y la trajo a la otra banda del río, donde se despidió de ella y después los dos monjes continuaron su viaje.

Durante el camino el monje que cumplió las reglas iba enfadado, recordando el que había hecho su compañero.

Después de muchas horas de viaje y muchos kilómetros recorridos el primer monje seguía pensando en el que había  pasado y cuando no aguantó más su enojo, le reclamó a su compañero por haber desobedecido las reglas, por arriesgarse a ser expulsado, por haber deshonrado a su congregación…

El segundo monje le respondió:

“Yo dejé a esta mujer al lado del río, tú por qué sigues cargando con ella?”
2012_MONK_InTheaters_1sheet
Esta es una historia que particularmente me gusta mucho, ya que es un cuento que puede tener diferentes lecturas y moralejas que pueden ser utilizadas en diferentes situaciones.

Comparto las reflexiones que a mí me inspira: Habiendo pasado alguna circunstancia en la vida, muchos a menudo hemos cargado con la situación durante demasiado tiempo para no llegar en ninguna parte. Demasiadas veces seguimos cargando disgustos, iras, problemas, cuando tendrían que formar parte del pasado, y que lejos de servirnos nos mantienen en un estado emocional que no nos hace nada bien. No nos sirve de nada soportar cargas muchas veces fruto de creencias limitantes, autoimpuestas o fruto de nuestra educación, y que nos mantienen en un estado de enojo nada positivo para nosotros. Tenemos que avanzar viviendo en el presente, porque en él habitamos todo el tiempo. En el aquí y el ahora, dejando atrás aquellas cosas que nos impiden crecer o que nos provocan malestar emocional.

¿Y tú que cargas todavía en tus hombros?

Vaciar nuestra mochila emocional de gestos pasados es una tarea nada fácil pero cuando lo conseguimos, nos sentimos más ligeros para ir a conseguir aquello que es importante.

¿Que as hecho hoy que te acerque a tus sueños?

Pere Bosch – Coach de Vida

Posted on Actualizado enn

Los Beneficios de la Meditación (Infografía)
Infografía por Emma Seppala, Ph.D. Aprenda más acerca de la los beneficios de la meditación en su post original.

Publicado por Pere Bosch desde WordPress

Libros

Posted on Actualizado enn

libroNo hay una sola formula infalible que pueda ayudarnos al crecimiento personal. Los libros son una fuente de información y un esplendido entretenimiento si te gusta leer, hay infinidad de ellos y algunos contribuyen por su temática a entrear en el mundo de la mejora personal. Es por eso que te acerco algunos títulos siendo consciente que la lectura como otras muchas cosas es algo muy personal; cada libro está hecho para inquietudes y necesidades diferentes.
En muchas ocasiones buscamos libros pero en otras son los libros los que nos encuentran descubriendo en su lectura un mundo de conocimiento y sabiduría que nos ayudan a crecer y nos enseñan.
Con la limitación propia de mis áreas de interés, y mi humilde saber expongo unos primeros cinco títulos y que iré ampliando con el tiempo. Pueden ser tanto de ayuda, como para ampliar conocimientos sobre un tema determinado, o ayudar ha disipar dudas, descubrir datos para poder iniciar una mejora personal, o simplemente ampliar vuestra biblioteca.

Espero sean de vuestro interés:

  • Smile! – De Rubén Turienzo
    Tener una actitud positiva puede ser arte. Aprender a cambiar la visión de las cosas, ver lo positivo en lo negativo, lo bueno en lo malo, es, sin duda, un arte. Rubén lo tiene, y lo cuenta de forma amena y divertida.
  • Brújula para navegantes emocionales – De Elsa Punset
    Buena lectura para revisar “tu mochila emocional”, ver cómo nos han/hemos educado emocional y afectivamente, y cómo ello nos está influyendo.
  • El hombre en busca de sentido – De Viktor Frankl
    ¿Por qué ante las mismas adversidades unas personas son capazes de sobreponerse y otras no?… De esos libros que marcan para toda la vida.
  • El caballero de la armadura oxidada – De Robert Fisher
    Un fabula que se puede leer en una sentada y que pese a los años no le pasa la vigencia y de esos que no pueden faltar en tu biblioteca.
  • Reinventarse – De Mario Puig
    Una lectura que invita al auto descubrimiento, ha conocernos mejor a nosotros mismos y afrontar la vida de mejor manera.

Pere Bosch – Coach de Vida

 

El billete.

Posted on Actualizado enn

yourLogoUna profesor de filosofía en clase saca de su cartera un billete de 50 euros y lo enseña a sus alumnos al tiempo que pregunta: “¿A quién le gustaría tener este billete?”. Todos los alumnos levantan la mano.
Entonces el profesor coge el billete y lo arruga, haciendo una bola. Incluso lo rasga un poquito en una esquina. “¿Quien lo sigue queriendo?”.

Todos los alumnos vuelven a levantar la mano.
Finalmente, el profesor tira el billete al suelo y lo pisa repetidamente, diciendo: “¿Todavía quereis este billete?”. Todos los alumnos respondieron sí.
Entonces el profesor les dijo:
“He aquí la lección de hoy, una lección importante. Aunque he arrugado el billete, lo he pisado y tirado en el suelo, rasgado … todos habéis querido tener el billete porque su valor no había cambiado, seguían siendo 50 euros. ”
Podemos extraer de esta metáfora que muchas veces en la vida te ofenden, hay personas que te rechazan y los acontecimientos te sacuden y golpean tu ser y sientes que no vales nada. Pues debes saber que aunque algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o te pise, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido.  Tu valor no cambiará NUNCA y mucho menos para la gente que te quiere. Incluso en los días en que sientas que estás en tu peor momento, tu valor sigue siendo el mismo, por muy arrugado que estés. Lo que debes preguntarte es ¿Cuánto vales en realidad? No lo  golpeado que puedas estar en un momento determinado. Porque todo el mundo tiene mucho valor.

¿Cuántas veces dudamos de nuestro propio valor? ¿Que realmente merecemos más? ¿Y lo podemos lograr si nos lo proponemos? Claro que si, pero con el solo propósito no alcanza … Se requiere de la acción para lograr los beneficios, si deseas encontrar cómo, existen innumerables caminos para conseguirlo.

Recuerda que tienes mucho que ofrecer, que mucho de esto está latente en tu interior, y que sólo necesitas autoconfianza o la ayuda de tu pareja, un coach, un/a profesor/a, un amigo … Alguien o algo que de alguna manera te impulse y abra la puerta de lo que guardas en tu interior y que está listo para desarrollarse y ofrecer tu mejor versión dejando ver tus fortalezas y todo lo que vales.


Pedro Bosch- Coach de vida y emocional

El Lenguaje Positivo

Posted on Actualizado enn

Pere Bosch-LIFE COACHING CON OPTIMISMO

El Lenguaje Positivo:

En las sesiones que realizo con mis clientes una parte muy importante es hacer incidencia en el lenguaje que utilizamos al describir lo que nos pasa, eso determinara en gran medida la percepción que tengamos de lo que nos sucede y por tanto nuestro estado de ánimo, nuestro estado emocional y de conducta. Lo que decimos y cómo lo decimos refleja la vida que llevamos. Un lenguaje pobre y mediocre suele ser reflejo de una vida pobre y mediocre.
Cambiar el lenguaje marca la diferencia en la manera de percibir el mundo y según se percibe así se actúa. Quizás, y sólo quizás, si nuestro lenguaje se vuelve más positivo, rico y espectacular, nuestra vida pueda ir tomando algo de todo esto e irse transformando. Hay que cambiar nuestra manera de describir lo que nos pasa, hay que describirlo de una manera racional y con palabras nada catastróficas. Sacar y eliminar de nuestro lenguaje palabras como: Horrible, siempre, terrible, fatal, me siento desgraciada /o…

Recuerda: Las palabras cambian toda la percepción … el lenguaje estructura los pensamiento, y el pensamiento es vital ya que nos guía.


Veamos algunas posibilidades de cambiar nuestra comunicación a un Lenguaje más Positivo:
• Ante las generalizaciones (siempre se enfada …, a todo el mundo le duele …, a nadie le gusta …), podemos ser más específicos: ahora se enfada …; Me duele …; A mí no me gusta …

• Ante el victimismo (Es que …; Ellos no cambian …; Tengo mala suerte …; “Fulanito” me quiere mal …; Me hacen la vida imposible …) Usamos la responsabilidad: Yo haré .. .; Yo creo mi propia suerte …; Voy a ser pro-activo …; Yo soy el responsable de mi vida y mi situación ….

• Ante la falta de compromiso (Debería …; No puedo …; Veré si soy capaz …; Me gustaría …; Debería …) Usamos el compromiso responsable: Voy a hacerlo. ..; Estoy dispuesto a trabajar por …; Soy capaz …; He decidido …; Me comprometo con …

• Ante la pobreza de vocabulario (Estoy bien …; Bien, bien …; No me puedo quejar …; No me mal …) utilizamos un vocabulario rico y positivo: Estoy muy bien … ; Me siento fenomenal …; Fue fabuloso …; Estoy muy bien, fantástico …; Me siento espectacular …; Estoy emocionada, apasionada.

Ante el lenguaje dramático (Me siento deprimido …; Tengo una angustia tremenda …; Estoy indignadísimos!; Soy cobarde, débil …; Estoy hundido …; Tengo un problema …; Qué desastre .. .!) Usamos el positivismo: Me siento un poco desanimado …; Me siento un poco inquieta …; Estoy molesto …; Me he comportado de manera poco valiente …; Me siento un poco baja …; Tengo un desafío …; Qué contrariedad!.

Nuestro lenguaje del día a día nos define como personas, indica nuestras actitudes y el cómo afrontamos las circunstancias de la vida.

El lenguaje que utilizamos es un espejo de nuestra visión y nuestra identidad. Por eso mismo, los podemos utilizar para mejorar nuestra vida y nuestras relaciones. El uso continuado y sistemático de un Lenguaje Positivo y potenciador puede conseguir unos resultados sorprendentes.
Podemos ir dejando de utilizar palabras como: excusa, problema, desastre, conformismo, lo mismo, tirando, como siempre, acabado, agobiado, triste, furioso, desesperada, etc …
Palabras que podemos ir incorporando o usando con más frecuencia: equilibrio, desafío, reto, oportunidad, responsabilidad, compromiso, crecimiento, aprendizaje, acción, atención, empatía, control, paz, relajado, animada, tranquilo, agradecido, sere …

Finalmente, el Lenguaje Positivo va unido a actitudes, tales como: deseo sincero de mejorar, de crecer, de asumir responsabilidad en nuestra vida, de cambiar. Cambiar el lenguaje marca la diferencia en la manera de percibir el mundo y según se percibe así actúa.
Tienes la misma probabilidad para hablar en positivo que en negativo. Elegir una u otra está en tus manos

Date a ti las Gracias por dedicar un tiempo, todo lo que haces por ti multiplica tu calidad de vida.
Invierte tiempo en ti!

Pere Bosch – Coach Emocional y de Vida

EJERCICIO:
Escoge 5 o más palabras positivas para describirte a ti mismo/a:
1-
2-
3-
4-
5-
6-
7-
8-
9-
Escribe tu nombre en vertical y con tus iniciales construye una palabra positiva que te describa:
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_